Volví a nacer cuando perdí el dolor de tus silencios,
cuando descubrí en el placer de tus miradas lo que
siempre enmarcaban mis sueños…

"En lo Hondo"
Gustavo GP

miércoles, 13 de abril de 2016

Carne y Hueso


No quisiste ser besada Bella durmiente.
¿No tendrás por ahí un verde sapo?
Yo, un  príncipe descorazonado,
Entiende la espera como un
A ver que viene después.

Dame una copa de buen vino
Blanco, negro o azulado,
Que huela a vinagre,
Uno que me haga bailar
Aunque me pudra la lengua,
Un  vino que me agache,
Que me funda en las tinieblas,
Que apague el fuego del infierno,
Que me acerque a las nubes.
Uno que moleste,
Que haga renacer de las sombras,
Uno que malnace,
Que malvive y que no muere,
Que haga casa de cartón
Que separe las olas,
Que lleve a pasear
A la Luna de plata,
A la que tienen celito las estrellas,
A la que muerden las ratas
Y canta el lobo.
Yo que ya he muerto demasiadas veces
Me planto a dormir como si nada
En mi colchón de filo de navajas,
Nunca hablo del mar
Que las gaviotas cagaron,
Que los negros dólares marcaron,
Que se llevaron la calma
A otro lugar.
Si escapar de mi planeta pudiera…
No me encontrarían.
Cicatrices que ahondan las dunas de mi ser
Se ahogan en alcohol,
Resacoso, ciego, sediento, cabezón,
Vago dando tumbos
Desterrado del corazón.

Tantas veces muero,
Tantas veces resucito
En tu risa
Cuando tuerces el lunar de tu boca.
Pero me invitas a cavar la fosa,
Pequeñita,
A urgir a esta tierra que me abraza,
A que no me pierda el apego.
Tierra que luce en su mirada,
Fiel reflejo,
Lo sólo que me siento.
 

2 comentarios:

  1. Magistral, no digo nada más.

    Qué placer pasear-te por tus versos y saborear-te el vino.

    Besos siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer de que vuelvas...
      Gracias María.
      besos siempre.

      Eliminar